Gobierno plantea ley de impuesto especial sobre combustibles

Tasar con un nuevo impuesto el consumo de combustibles es otra de las medidas fiscales que se incluyen en el paquete de reformas que el Ejecutivo elabora y negocia con diferentes sectores.

Para eso se crearía una nueva ley, que a lo largo de 13 artículos establece que se gravarán los combustibles con un impuesto ad valorem que variará de acuerdo al precio del barril.

Así, plantea que si el barril de petróleo cuesta hasta $50, la tasa aplicable será del 1%. Si el precio sube y es arriba de $50 y hasta $70, la tasa del impuesto será del 0.5%; y si el precio supera la barrera de los $70 por barril, el impuesto no será aplicado.

La medida aún no es conocida por el Ministerio de Economía, que ya presentó a la presidencia una nueva fórmula de precios de referencia para los combustibles con miras a reducir el costo de los mismos para los consumidores. “Lo que le puedo decir es que en la reunión que tuvimos Economía con Hacienda no hablamos de esa propuesta. Es con Hacienda, no tenemos nada que ver con eso”, dijo el ministro de Economía, Héctor Dada, al ser consultado.

Sin embargo, el funcionario defendió la posibilidad de aplicar una tasa a la gasolina, ya que considera “ilógico” que los empresarios pidan incentivos al Estado pero no quieran pagar más impuestos. “Tampoco es un impuesto excesivamente fuerte… están hablando del 1% sobre el barril, o sea que el barril paga, si vale $50, solo $0.50, y cuando es así el galón cuesta $2.50, estamos hablando de dos centavos por galón”, argumentó.

La ley que se propone establece que este impuesto aplica para la distribución de combustibles realizadas por el productor, importador o internador, así como el autoconsumo del mismo. Pero al aplicar la tasa se hará sobre el precio de venta sugerido al público, sin incluir el FOVIAL, la contribución especial para la estabilización de las tarifas del servicio de transporte público ni el IVA, según rezaría la normativa en su artículo 3.

Finalmente, establece que los importadores e internadores deberán presentar, cada enero, al fisco una lista de precios sugeridos de venta al público, y de no presentarla o presentarla fuera del plazo establecido tendrá una multa del 0.5% sobre el patrimonio o capital contable.

Pero esta no es la única nueva ley que se analiza. También se plantea una ley para la primer matrícula de vehículos y una ley de creación de tribunales penales tributarios y aduaneros.

Fuente: La Prensa Grafica.

 


Los comentarios están cerrados.