ORDENANZA MUNICIPAL PARA LA PREVENCIÓN, COMBATE Y CONTROL DE LA ENFERMEDAD DEL DENGUE EN EL MUNICIPIO DE LA UNIÓN, DEPARTAMENTO DE LA UNIÓN

Materia: Ambiental y Salud Categoría: Ordenanzas Municipales 
Origen: Institución Autónoma Estado: Vigente
Naturaleza : Decreto Municipal
Nº: 4 Fecha:14/04/2008
D. Oficial: 139 Tomo: 380 Publicación DO: 24/07/2008
Reformas: S/R
Comentarios: La presente Ordenanza tiene por objeto prevenir, combatir y controlar dentro de la jurisdicción del Municipio de la Unión la generación de epidemias y enfermedades, especialmente la llamada Dengue Clásico o Dengue hemorrágico, mediante programas de saneamiento ambiental, con la participación activa de la población y los diferentes sectores. 

Contenido;
DECRETO MUNICIPAL No. 4.
 

El Concejo Municipal del Municipio de La Unión,

 

CONSIDERANDO:

I- Que de acuerdo a la Constitución de la República la salud de los habitantes de la República constituye un bien público y las personas están obligadas a velar por su conservación y restablecimiento.-
II- Que de conformidad al Código Municipal es competencia de los Municipios la promoción y desarrollo de programas de salud como saneamiento ambiental, prevención y combate de enfermedades.-

III- Que la proliferación del zancudo Aedes aegypti ha provocado que el Dengue se convierta en una enfermedad endémica y consecuentemente la necesidad de ejecutar las acciones que conlleven a la extinción de los zancudos y la disminución de los índices larvarios ya que de no ejecutarse; se corre el riesgo que se genere una nueva epidemia de esta enfermedad e incluso provocando resurgimiento de otras enfermedades como la Fiebre amarilla pues es transmitida por el mismo vector;

IV- Que las Instituciones Gubernamentales, están en la obligación de respetar y hacer cumplir los compromisos de carácter internacional que sobre saneamiento ambiental y control epidemiológico se hayan acordado;

V- Que por ser el Dengue una enfermedad social, las acciones para su prevención y combate requieren la participación de todos los sectores y especialmente la de toda la población de este Municipio, por lo que este Concejo Municipal estima que la lucha antivectorial debe ser parte de todo un esfuerzo conjunto y contribuir con el resto de los municipios del País, a poner en práctica programas efectivos de prevención, de combate y control de dicha enfermedad.

 

POR TANTO:

Este Concejo en uso de las facultades que le confiere la Constitución de la República y el Código Municipal, DECRETA, la siguiente.

 

ORDENANZA MUNICIPAL PARA LA PREVENCIÓN, COMBATE Y CONTROL DE LA ENFERMEDAD DEL DENGUE EN EL

MUNICIPIO DE LA UNIÓN.

 

CAPITULO I.

DISPOSICIONES GENERALES.

 

OBJETO Y ÁMBITO DE APLICACIÓN.

Art. 1.- La presente Ordenanza tiene por objeto prevenir, combatir y controlar dentro de la Jurisdicción del Municipio de La Unión la generación de epidemias y enfermedades, especialmente la llamada Dengue Clásico o Dengue hemorrágico, mediante programas de saneamiento ambiental, con la participación activa de la población y de los diferentes sectores.

 

CONCEPTO Y DEFINICIONES BÁSICAS.

Art.2.- Para los efectos de la presente ordenanza, se entenderá por:

TEMEPHOS: Componente químico utilizado para eliminar las larvas de zancudos. Abate (nombre comercial) AEDES AEGYPTI: Insecto del género stegomyia, es el vector de las enfermedades del dengue y fiebre amarilla.

ASPERSIÓN: Sistema de riego por medio del cual el líquido cae como una lluvia fina sobre una superficie.

CRIADERO: Todo recipiente de agua estancada donde existen huevos y/o larvas del zancudo Aedes aegypti, transmisor de la enfermedad del Dengue.

DESECHOS: Material o sustancia residual, desperdicio, sobra, restos.

EPIDEMIA: Elevación en el número de casos de una enfermedad dada que sobrepasa el límite esperado en un determinado tiempo y lugar.

CHATARRA: Desperdicio y residuo metálico. Hierro viejo.

INSECTICIDA: Que elimina insectos.

LARVICIDA: Sustancia utilizada para eliminar larvas del zancudo Aedes aegypti.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN: Acciones dirigidas a disminuir la probabilidad de ocurrencia o aparecimiento de un hecho o fenómeno determinado cuyos efectos provoquen un impacto negativo en la salud de la población.

MEDIDAS DE CONTROL: Acciones dirigidas a detener los efectos negativos o a disminuir y neutralizar los riesgos que condicionen el aparecimiento de un hecho o fenómeno perjudicial a la salud de la población.

MOSQUITO: Nombre común de diferentes especies del orden dípteros, de abdomen alargado, patas y frágiles, cuya hembra pica la piel del humano y de los animales para alimentarse con su sangre.

RECIPIENTE: Objeto cóncavo de diversas formas y tamaños que puede contener algo.

RECIPIENTE SEGURO: Todo aquel que haya recibido tratamiento antivectorial o que por su diseño imposibilita el desarrollo de las formas acuáticas del vector.

REPELENTE: Toda sustancia que se aplica a la piel, ropa u otros sitios, que produce repulsión y evita que el insecto se pose y ataque a las personas.

SANEAMIENTO AMBIENTAL: Son todas las acciones que tiene como propósito proteger o transformar el medio ambiente para disminuir los riesgos de origen y transmisión de enfermedades.

VECTOR: Agente transmisor de gérmenes patógenos a un huésped.

ZANCUDO: Sinónimo de mosquito.

CAPITULO II.
MEDIDAS DE PREVENCIÓN, COMBATE Y CONTROL.

 

CAMPAÑA DE EDUCACIÓN PÚBLICA.

Art. 3.- La Municipalidad diseñará, acordará y ejecutará programas permanentes de lucha contra vectores y especialmente contra el zancudo “Aedes aegypti” mediante la educación y capacitación de la comunidad o vecinos de este Municipio, con el objeto de prevenir y combatir los criaderos de zancudos, de conformidad a los avances científicos internacionales y a la normativa de carácter nacional.

Para los efectos del inciso anterior, la municipalidad promoverá y coordinará la colaboración de los diversos sectores, tales como medios de comunicación social, empresa privada, centros educativos y privados, universidades radicadas en la jurisdicción de este Municipio, instituciones gubernamentales y no gubernamentales e iglesia de toda denominación.

 

LUGARES DE HABITACIÓN PRIVADA.

Art. 4.- Todo propietario, arrendatario o poseedor a cualquier título, de un inmueble con o sin vivienda, de la Jurisdicción de este Municipio, deberá proceder a cumplir de inmediato con las siguientes disposiciones:

1). Controlar o eliminar todos los recipientes naturales o artificiales que existan en el interior y alrededores del inmueble incluyéndose la vivienda en su caso, en los que pudiera almacenarse o depositarse y consecuentemente estancarse, agua sin ninguna utilidad, tales como agujeros de construcciones inconclusas o deterioradas, baches, llantas inservibles, envases vacíos, floreros, baldes, pilas destapadas y todo potencial criadero de zancudos;
2). Mantener debidamente seguros o protegidos todo tipo de recipientes que sean utilizados para almacenar agua para uso doméstico, tales como pilas, barriles, tanques y otros similares para la captación de agua de consumo;

3). Manejar los desechos sólidos en una forma sanitaria, (tal como se dispone en la correspondiente Ordenanza reguladora de los Residuos Sólidos de este municipio si se contare con dicha ordenanza), y especialmente su disposición en bolsas plásticas debidamente cerradas para su posterior (recolección) depósito en el contenedor autorizado o a disposición del vehículo recolector el día y hora prefijado cuando se brinda servicio);

4). Proceder al drenaje de las aguas estancadas en patios, jardines y todo espacio abierto del inmueble; así como a la limpieza de los canales de techo, cunetas y canaletas de desagüe.

 

ESTABLECIMIENTOS DE USO PÚBLICO.

Art. 5.- Las disposiciones determinadas en el artículo anterior, son aplicables y de obligatorio cumplimiento, a los propietarios de o poseedores a cualquier título, de establecimientos educativos, hoteles, restaurantes, oficinas, teatros, cines, guarniciones militares, centros industriales, comerciales, centros de salud, mercados, talleres, fábricas, ferias, cementerios, terminales de transporte urbano y cualquier otro lugar similar de concentración de público.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales de esta Jurisdicción, deberán operar continuamente, en caso contrario, sus instalaciones deberán ser adecuadamente tratadas por su propietario, a efecto de evitar que se conviertan en lugares de riesgo sanitario por la existencia de criaderos de zancudos, moscas, mosquitos y de otros vectores.

 

CASAS VACÍAS O DESHABITADAS.

Art. 6.- Los lugares de habitación donde se encuentre persona responsable que permita el ingreso de los Delegados Municipales para llevar a cabo las labores de prevención y/o destrucción de vectores, serán declarados “Lugares de Riesgo Sanitario” y tendrá efecto de una amonestación escrita de parte de la Municipalidad.

En los casos del inciso anterior, los propietarios, arrendatarios o poseedores de tales lugares, serán notificados de dicha declaratoria mediante una esquela que se colocará en la puerta de la casa, donde se les avisa, además, que serán visitados nuevamente dentro de las siguientes setenta y dos, con la prevención de que de no encontrarse nuevamente la persona responsable que permita el ingreso de los Delegados Municipales para llevar a cabo las labores de prevención y/o destrucción de vectores se mantendrá la declaratoria de “Lugares de Riesgo Sanitario”, se procederá a la imposición de una multa de conformidad con lo dispuesto en el Capítulo IV y se ordenará el ingreso de los Delegados para el cumplimiento de sus funciones, pudiéndose en su caso, auxiliarse de un cerrajero para que abra la casa y levantarse una acta notarial de todo ello.

 

PREDIOS BALDÍOS O SIN CONSTRUIR.

Art. 7.- A partir de la vigencia de la presente Ordenanza, toda persona natural o jurídica propietaria o poseedora a cualquier título de un inmueble o predio baldío o sin construir, deberá proceder a cortar la hierba o maleza, a limpiarlo de desechos sólidos, ripio y todo recipiente que pueda contener agua deberá ser tratado, evitando así constituirse en lugar de riesgo sanitario. Si el recipiente ubicado en el predio contuviere agua destinada al uso doméstico, ésta deberá permanecer en condiciones seguras.

Deberá así mismo cercar adecuadamente el predio para evitar que sea utilizado como basurero, alojamiento público o para depositar desechos sólidos.

 

LLANTAS INSERVIBLES O EN DESUSO.

Art. 8.- Toda llanta de vehículo que no se encuentre rodando deberá ser mantenida bajo techo, seca o en condiciones seguras. El transporte y almacenamiento de las mismas deberá efectuarse igualmente en condiciones de seguridad, durante todo el recorrido y en particular en su lugar de destino.

Se prohíbe abandonar llantas en el espacio público, así como lanzarlas a barrancos, ríos y quebradas del Municipio. Aquellas que sean utilizadas para fines distintos al rodamiento en vehículos, como muros de contención, soporte de techos y otros usos similares, deberán ser debidamente transformadas a efecto de evitar que constituyan depósitos o estancamiento de agua y por ende, potenciales criaderos de zancudos.

Aquellos negocios dedicados a la reparación de y/o venta de llantas usadas, tendrán particular responsabilidad en el cumplimiento de las obligaciones mencionadas en el presente artículo.

 

CHATARRA A LA INTEMPERIE.

Art. 9.- Se prohíbe a toda persona natural o jurídica mantener a la intemperie, en espacio público o privado, vehículos abandonados, chatarra, maquinaria en desuso, mobiliario inservible, en espacio público o privado, vehículos abandonados, chatarra, maquinaria en desuso, mobiliario inservible, refrigeradoras y cocinas arruinadas, así como cualquier otro desecho urbano de gran tamaño que pueda servir de criadero del zancudo.

Si los bienes a que se refiere el inciso anterior, se encontraren en espacio de uso público, la Municipalidad procederá a costa del propietario, arrendatario o poseedor, es decir, del infractor de la presente Ordenanza a retirarlos mediante grúa u otro transporte adecuado para tal efecto, sin perjuicio de la multa correspondiente.

En caso de que la chatarra se encontrare en espacio privado, deberá mantenerse seca y bajo cubierta, evitando así un potencial criadero de zancudos. Si por dimensiones o por la cantidad de chatarra acumulada resultare imposible tenerla bajo techo deberá ser fumigada en forma constante y debidamente cubierta por su propietario, evitando la acumulación de agua que pueda permitir la existencia de vectores.

Las empresas o negocios dedicados a la compra de chatarra y/o venta de repuestos usados, tendrán las mismas obligaciones mencionadas en el presente artículo.

 

TRANSPORTE DE CARGA Y OTROS.

Art. 10.- Toda persona natural o jurídica dedicada a la industria del transporte de carga deberá garantizar que tanto sus unidades como la carga misma, se encuentren libres de agentes transmisores de la enfermedad; al igual que los lugares utilizados como talleres de reparación de los vehículos, terminales o espacios de estacionamiento.

Toda persona natural o jurídica dedicada al transporte colectivo de pasajeros, deberá garantizar que sus unidades, talleres, terminales y lugares de estacionamiento se encuentren libres de agentes transmisores de la enfermedad.

 

ESPACIO PÚBLICO MUNICIPAL.

Art. 11.- Es responsabilidad de la Municipalidad la ejecución de programas permanentes de limpieza de plazas, parques, zonas verdes; así como cualquier otro espacio de uso público como calles, aceras y arriates. Los baches en las calles y caminos vecinales del municipio serán tratados por la Municipalidad con colaboración de la comunidad inmediata.

Es su responsabilidad igualmente, el lanzamiento de programas para la prevención y eliminación de criaderos de vectores en quebradas y ríos del municipio procurando obtener la participación activa de la ciudadanía.

 

Art. 12.- En caso de emergencia decretada por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social-MSPAS o por el Concejo Municipal en coordinación con el Jefe de la Unidad de Salud de este Municipio, (se activará de inmediato el Comité de Emergencia Municipal si ya existiere o en el caso contrario, y si el Concejo lo considerare conveniente dirá: se activará de inmediato el Comité de Emergencia Municipal y se pondrá en ejecución el Plan de Emergencia Municipal acordados previamente por el Concejo).

CAPITULO III.
PARTICIPACIÓN CIUDADANA.

 

DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA.

Art. 13.- La Municipalidad a través de diversas dependencias y funcionarios o empleados designados y con la colaboración de los diferentes actores sociales del Municipio, deberán motivar a todos los vecinos, a efecto de incidir positivamente en la comunidad y lograr que sus integrantes participen activamente, tanto en la planificación y ejecución de las acciones antivectoriales, como en la fase de evaluación de todo el proceso.

 

INGRESO DEL PERSONAL SANITARIO.

Art. 14.- Todo propietario, arrendatario o poseedor a cualquier título, de un inmueble con vivienda o unidad habitacional o establecimiento privado de uso público, dentro del municipio, deberá permitir el ingreso de los Delegados Municipales debidamente identificados, con el objeto de inspeccionar el lugar, a efecto de identificar, tratar y/o destruir criaderos o potenciales criaderos de zancudos.

En el caso de que los inmuebles con o sin construcción de esta Jurisdicción, en que el Estado o las Instituciones Autónomas sean las propietarias o que los tengan en arrendamiento o en posesión, el funcionario a cuyo cargo se encontrare el mismo, deberá permitir el ingreso de los Delegados Municipales debidamente identificados, con el objeto de inspeccionar el lugar, a efecto de identificar, tratar y/o destruir criaderos o potenciales criaderos de zancudos, debiendo dictar las disposiciones pertinentes a efecto de viabilizar la ejecución de tales actividades.

En casos necesarios, el personal delegado se hará acompañar de (Agentes Municipales) o de la Policía Nacional Civil-PNC, a efecto de garantizar el debido cumplimiento de esta disposición. Las personas que infrinjan lo dispuesto en el presente artículo se harán acreedores a una multa de conformidad a lo dispuesto en el Capítulo IV.

 

COOPERACIÓN CIUDADANA.

Art. 15.- Se deberá promover entre todos los miembros de la comunidad y particularmente entre los jóvenes, su incorporación activa en las tareas de saneamiento ambiental de su entorno, distribución de material educativo, talleres de capacitación, campañas de abatización y en especial, en las tareas de vigilancia y control permanente tendiente a ubicar y destruir los criaderos del zancudo.

Durante la promoción y desarrollo de los programas de salud, como saneamiento ambiental, prevención y combate de enfermedades, y en particular, del Dengue y específica mente durante la ejecución de las actividades de fumigación, tanto la población como los funcionarios y empleados públicos deberán cumplir las disposiciones y orientaciones del personal delegado sanitario municipal, tales como: Que todas las casas de habitación de la zona, apartamentos, sótanos, áticos, bodegas y cualquier otro lugar análogo a una vivienda, establecimiento de servicio o inmueble construido, deberá ser desalojado momentáneamente y mantener sus puertas y ventanas o propiciar que el insecticida penetre en su interior e inmediatamente después, cerrar nuevamente dichas puertas y ventanas, con el objeto de asegurar su efectividad. Se excluye de esta disposición aquellas personas que por su condición médica no puedan salir del lugar, en cuyo caso, dicho personal delegado sanitario municipal tomará las precauciones necesarias.

 

ASOCIACIONES COMUNALES Y OTRAS.

Art. 16.- De conformidad con el Código Municipal y la presente Ordenanza, las Asociaciones Comunales, así como todas aquellas Organizaciones No Gubernamentales relacionadas con la salud, las asociaciones de interés social, clubes sociales y deportivos y cualquier otra organización de utilidad pública estén o no legalmente constituidas y que funcionan o realizan actividades en la Jurisdicción de este Municipio deberán participar y colaborar bajo la coordinación de esta Municipalidad o de sus Delegados, en la implementación y ejecución de los planes y programas de participación ciudadana diseñados por el Concejo Municipal con el objeto de prevenir y combatir las enfermedades y especialmente del dengue.

 

INCENTIVOS COMUNITARIOS.

Art. 17.- La municipalidad reconocerá aquellas comunidades, colonias o asentamiento de vecinos que dentro del Municipio y mediante acciones concretas de combate y eliminación de los criaderos de zancudos, puedan declararse “Comunidad Libre de Dengue”. En caso que la epidemia del Dengue llegara a afectar al Municipio, la Municipalidad procederá inmediatamente a la elaboración del Presupuesto Participativo del Municipio.

 

CAPITULO IV.

DE LAS SANCIONES.

 

CLASES DE SANCIONES.

Art. 18.- La sanciones administrativas aplicables por las infracciones a esta Ordenanza son:

1.- Amonestación Escrita;
2.- Multa;

3.- Clausura Temporal; y

4.- Servicios sociales prestados a la comunidad.

 

DE LA AMONESTACIÓN ESCRITA.

Art. 19.- La Amonestación Escrita es una sanción de reclamo y reconvención a la persona infractora de parte de la Municipalidad, para que rectifique dentro de las siguientes setenta y dos horas, su comportamiento social y colabore de inmediato en la prevención y combate de la enfermedad. Para verificar el cumplimiento de esta disposición se efectuara una reinspección.

Si mediante la primera inspección de los Delegados Municipales se comprobare la existencia de criaderos o posibles criaderos se procederá a la imposición de la sanción de Amonestación Escrita, en los siguientes casos:

a) A las personas naturales o jurídicas que se le encuentren criaderos o potenciales criaderos y a los funcionarios o empleados públicos en cuyas instituciones únicamente se identifiquen potenciales criaderos del zancudo; y
b) A los propietarios de inmuebles con viviendas que se encuentren cerradas, vacías o deshabitadas al momento de la inspección, es decir, sin persona responsable que facilite la inspección y a los inmuebles donde se haya declarado “Lugares de Riesgo Sanitario”.

 

DE LA SANCIÓN DE MULTA Y CLASIFICACIÓN DE LA INFRACCIÓN.

Art. 20.- Salvo los casos de amonestación escrita, las demás infracciones a esta ordenanza serán sancionadas con una multa que será fijada entre $11.43 y $1,142.86 Dólares de los Estados Unidos de Norte América.

La cuantía de la multa se establecerá conforme a la gravedad de la infracción, al tipo de infractor, ciudadano o funcionario o empleado público; a la capacidad económica del infractor y a la reincidencia si existiere. No se pondrá la sanción de multa a quien no tenga capacidad económica y en cuyo caso, se permutará por servicios sociales prestados a la Comunidad, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 26 y 27 de esta Ordenanza.

En razón de su responsabilidad social, para la imposición de la sanción de multa se discriminará a funcionarios públicos y/o administradores de los establecimientos de concentración pública como los estipulados en el art. 7.

 

Art. 21.- Las infracciones establecidas en la presente Ordenanza se clasifican en leves y graves.

La categoría o clase de la infracción se determinará por el número de depósitos y el volumen de los mismos, de conformidad a los siguientes criterios:

a) LEVE: Cualquier criadero que se encuentre en un depósito menor a 200 litros, equivalente a un barril.
b) GRAVE: Cualquier criadero que se encuentre en un depósito igual o mayor a 200 litros o más de uno inferior a dicha capacidad. Igualmente se considera infracción grave la reincidencia dentro del período de un año a partir de la fecha de la infracción anterior.

 

LIMITES DE LA SANCIÓN.

Art. 22.- La sanción de multa no podrá exceder:

a) En caso de infracción Leve, entre once cuarenta y tres y ciento catorce con veintinueve centavos de dólar.
b) En caso de infracción Grave, entre ciento catorce con veintinueve centavos de dólar y hasta un mil ciento cuarenta y dos con ochenta y dos centavos de dólar.

En ninguno de los casos el pago de multa exime al infractor del cumplimiento inmediato de sus obligaciones.
 

Art. 23.- La multa deberá ser pagada dentro de los tres días siguientes a la fecha en que quede firme la resolución que la impone.

La Certificación de la resolución que imponga una multa tendrá fuerza ejecutiva, no obstante, el Concejo Municipal podrá cuando la persona infractora estuviere calificado como contribuyente de este municipio, incorporar al crédito tributario municipal del infractor, la cantidad con que se le sancionó en concepto de multa.

Para los efectos del inciso anterior, el Alcalde informará a la Administración Tributaria Municipal, de toda sanción de multa impuesta.

El Concejo Municipal podrá, a solicitud escrita del infractor conceder facilidades para el pago de la multa, basándose en la cuantía de la multa impuesta y en la capacidad económica del infractor así lo aconseje.

 

DE LA CLAUSURA TEMPORAL.

Art. 24.- La Clausura temporal es el cierre por el tiempo que dure la emergencia epidemiológica declarada con motivo de alguna enfermedad y en particular, del Dengue.

Pasada la emergencia epidemiológica declarada, el Concejo Municipal autoriza la reapertura del lugar de que se trate, si el infractor se compromete a cumplir con lo dispuesto en la presente ordenanza.

 

Art. 25.- La sanción de clausura opera únicamente para los casos de establecimientos de uso público y procede cuando declarado el estado de Emergencia Epidemiológica, se compruebe una reiterada actitud infractora de parte de los responsables de su mantenimiento, habiendo acumulado tres o más sanciones de multa.

 

SERVICIOS PRESTADOS A LA COMUNIDAD.

Art. 26.- El servicio social prestado a la comunidad consiste en la realización de trabajos en beneficio de esta Municipalidad, entidades de servicio público e intereses social y a la comunidad, de acuerdo a las capacidades físicas, psíquicas y habilidades o conocimientos especiales del infractor, y no deberá ser inhumano, especialmente del dengue.

 

Art. 27.- El servicio social prestado a la comunidad no podrá ser mayor de ocho horas semanales y se procurará que se cumpla en tareas propias de prevención, combate y control de enfermedades, especialmente del dengue.

La multa que se permite por servicio social prestado a la comunidad, deberá respetar la siguiente regla de conversión: dos horas de trabajo de utilidad pública será equivalente a once dólares con cuarenta y tres centavos.

 

CAPITULO V.

DISPOSICIONES PROCESALES.

 

OBLIGACIONES CIUDADANAS.

Art. 28.- Constituyen obligaciones de los vecinos y de los funcionarios y empleados públicos encargados de las instituciones gubernamentales, así como de los Titulares de los Entes no gubernamentales, residentes en este Municipio, en materia de salud pública municipal, las siguientes:

1- Evitar y destruir los criaderos de vectores con medidas de saneamiento ambiental;
2- Prevenir su existencia mediante el manejo adecuado de los desechos:

3- Permitir el ingreso de Delegados Municipales y personal de apoyo municipal;

4- Limpiar y cercar los predios baldíos, patios y espacios similares;

5- Mantener en condiciones seguras la chatarra y las llantas inservibles o en desuso.

En el caso de existir criaderos de zancudos, la prueba de la infracción cometida será el Acta de inspección levantada por el funcionario competente en el que lugar que se trate.
 

FUNCIONARIOS PUBLICOS.

Art. 29.- Si el infractor fuere funcionario, sufriría además de la multa establecida, un incremento en la misma por una tercera parte del límite máximo correspondiente a la infracción.

Para efectos de esta Ordenanza, se entenderán por funcionario o empleado público, aquella persona que presta servicios retribuidos o gratuitos, permanentes o transitorios, civiles o militares, en la administración pública del Estado del Municipio o de cualquier Institución Oficial Autónoma y que tengan potestad de considerar y decidir todo lo relativo a la organización de los servicios públicos de dichos Entes.

 

DENUNCIA CIUDADANA.

Art. 30.- La prevención de la enfermedad del dengue a través de un manejo adecuado de los desechos sólidos y la eliminación de los criaderos y potenciales criaderos del zancudo, es una responsabilidad social de todos y cada uno de los habitantes del municipio.

De conformidad con lo anterior, todo ciudadano tiene el derecho, y la obligación, de denunciar ante la autoridad municipal competente a los vecinos que incumplieren las obligaciones expresadas en el artículo que antecede en razón de que su irresponsabilidad pone en peligro de la vida de su familia y la del resto de la comunidad, particularmente niños y ancianos. Asimismo a informar de algún inmueble que se encuentre cerrado y se ignore quien es su propietario y de allí provengan vectores.

El denunciante no será parte en el procedimiento administrativo de que trata la presente ordenanza. Si se considera directamente ofendido podrán tener calidad de testigo.

 

DEL PROCEDIMIENTO.

Art. 31.- Cuando el Alcalde o funcionario delegado tuviere conocimiento, de oficio o por denuncia que, una persona ha infringido la presente Ordenanza, iniciará el procedimiento y recabará las pruebas que considere necesarias. Todo se deberá asentar en acta.

Con la prueba obtenida emplazará al infractor mediante una Esquela de Emplazamiento, para que comparezca dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes. Si compareciere, o en su rebeldía, abrirá a prueba por tres días y pasado el término resolverá dentro de los dos días siguientes.

 

RECURSO DE APELACION.

Art. 32.- De la resolución del Alcalde o del funcionario delegado se admitirá recurso de apelación para ante el Concejo Municipal, dentro de los tres siguientes a su notificación.

Interpuesto el recurso, el Alcalde o delegado dará cuenta al Concejo en su próxima sesión, quien designará a uno de sus miembros o algún funcionario para que lleve la sustanciación del recurso y lo devuelva oportunamente para resolver.

Admitido el recurso por el Concejo, se notificará al apelante y se abrirá a pruebas por el término de cuatro días.

Transcurrido el término de pruebas el encargado de la sustanciación devolverá el expediente al Concejo para su resolución definitiva dentro de los ocho días siguientes.

El Concejo Municipal con base a la prueba vertida en el juicio administrativo, decretará una resolución se concretará a confirmar, modificar o revocar la resolución impugnada.

CAPITULO VI.
DISPOSICIONES FINALES.

 

COORDINACION INTERINSTITUCIONAL.

Art. 33.- Con el objeto de fortalecer los mecanismos de vigilancia y control epidemiológico, esta Municipalidad a través de sus (Unidades Departamentos-Divisiones, de Saneamiento Ambiental, Participación Ciudadana y el Cuerpo de Agentes Municipales) en estrecha coordinación con el Ministerio de Educación y la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados-ANDA, deberá diseñar e implementar los mecanismos necesarios para la ejecución de los programas permanentes y sistemáticos de prevención, combate y control de vectores en la jurisdicción de este Municipio, evitando con ello la proliferación de la enfermedad y su transformación en epidemia.

 

DESTINO DE LOS FONDOS POR MULTAS.

Art. 34.- Los pagos provenientes de las multas que se impongan en virtud de lo dispuesto en la presente Ordenanza, se centralizarán en el fondo general de este Municipio.

Sin perjuicio de lo anterior, un monto similar al recaudado, más otros montos específicos que para tal efecto destine la municipalidad, serán invertidos en campañas de educación pública y en la ejecución de programas antivectoriales.

 

CARÁCTER ESPECIAL DE ESTA ORDENANZA.

Art. 35.- La presente Ordenanza es de carácter especial, por consiguiente, sus normas prevalecerán sobre cualquier otra Ordenanza Municipal de este Municipio que la contraríe.

 

APLICACIÓN SUPLETORIA DE OTRAS NORMAS.

Art. 36.- En todo lo no previsto en la presente Ordenanza, se estará a lo dispuesto en el Código Municipal, en la Ley del Medio Ambiente y sus Reglamentos, y en su defecto a lo dispuesto por las normas del derecho común que sobre la materia fueren aplicables.

 

VIGENCIA DE LA PRESENTE ORDENANZA.

Art. 37.- La presente Ordenanza entrará en vigencia ocho día después de su publicación en el Diario Oficial.

 

DADO EN EL SALON DE SESIONES DE LA ALCALDÍA MUNICIPAL DE LA UNIÓN, a los catorce días del mes de abril de dos mil ocho.

FREDIS SALOMÓN HERNÁNDEZ,
ALCALDE MUNICIPAL.

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ,
SÍNDICO MUNICIPAL.

LUIS ALBERTO REYES MAJANO,
PRIMER REGIDOR.

CRISTIAN RENE RAMOS MARTÍNEZ,
SEGUNDO REGIDOR.

ANA FRANCISCA OSORTO,
TERCER REGIDOR.

JOSE ORLANDO LÓPEZ BAUTISTA.
CUARTO REGIDOR.

JOSE ÁNGEL VEGA.
QUINTO REGIDOR.

ARMANDO ANTONIO MERCADO REYES,
SEXTO REGIDOR.

JOSE VICENTE MARTÍNEZ VILLATORO,
SÉPTIMO REGIDOR.

MANUEL DE JESÚS HERNÁNDEZ,
OCTAVO REGIDOR.

SUPLENTES:

MARIO ÁNGEL MARCONI,
PRIMER REGIDOR.

DIOMEDES CASTRO,
SEGUNDO REGIDOR.

OSCAR ALFREDO PARADA BENÍTEZ,
TERCER REGIDOR.

HERNÁN VILLATORO SÁNCHEZ,
CUARTO REGIDOR.

GILDA CRISTELA CANALES,
SECRETARIA MUNICIPAL.


Los comentarios están cerrados.